jueves, 24 de noviembre de 2016

Marcos Ana


Abrid mi ataúd, que el mundo
en pie de asombro nos vea
indomables, pero heridos
sepultos bajo la tierra.
¡Que no queden en silencio
mis cadenas!

¡Descansa en paz!

No hay comentarios:

Publicar un comentario