viernes, 1 de julio de 2016

Una buena lectura para el verano

'El temblor de las estrellas' está disponible en formato ebook

Enlace con lacasadellibro.com

...

—No, padre, no tiene razón —contestó Francisca con una calma que dejó a todos atónitos. —Yo no soy tonta y no estoy dispuesta a dejarme manejar por todos ustedes. Soy yo la que debo elegir a mi marido, usted puede no estar de acuerdo, pero no puede obligarme a casarme con quién yo no quiera.

El rostro de Cosme estaba congestionado de rabia, se levantó y se acercó a su hija, dándole una bofetada con el revés de la mano. Francisca quedó quieta mientras luchaba por no llorar. Mercedes se levantó de un salto para defender a su hija pero a mitad de camino quedó inmóvil. Tenía el rostro surcado de lágrimas.

—No le pegues, Cosme, por Dios, verás como se aviene a razones.

—¡Que no le pegue, que no le pegue! ¡Tendría que matarla! ¡Menuda fresca, qué manera de contestar a su padre! Y dirigiéndose a su hija que permanecía muda y con la mirada alzada y desafiante le dijo:

—Vete corriendo a tu cuarto y no se te ocurra salir en lo que queda de día. Unos días encerrada a pan y agua te vendrán bien, mientras piensas en como debe comportarse una hija.

...