martes, 15 de marzo de 2016

Carta abierta a don Óscar Bermán.

Después de escuchar las noticias referentes a don Óscar Bermán, calificando a doña Ada Colau de descerebrada, lastre y vaga y adjudicándole el trabajo de limpiar suelos, me entran ganas de apagar la televisión y no volverla a encender... pero me parece que sería esconder la cabeza cual avestruz para no ver señores antidemócratas, clasistas y de un machismo aterrador.

No acabo de creerlo, me voy a internet y tengo que leer “la democracia no es algo que deba estar al alcance de cualquiera sino de lo mejores” ¿Y quién decide quienes son los mejores? Espero que no sea usted. "En la Grecia Antigua, el pueblo estaba dirigido por los más sabios. Hoy una parte del pueblo español está siendo dominado por la peor gentuza que cabría imaginar hace unos años. Ada Colau es el mejor ejemplo”. Le cito textualmente.

Mire, don Óscar, tendría que decirle tantas cosas que no sé como empezar pero intentaré argumentar algunas.

Ante todo le diré que soy una maestra escuela jubilada, es decir, mi formación académica correspondería una diplomatura. No considero que esté entre los “sabios” ni actuales ni de la antigua Grecia. Sí le puedo decir que creo haber desarrollado en mis casi cuarenta años de docencia el “sentido común” y un respeto inmenso por todas las profesiones, desde limpiadora a alcaldesa, siempre que se ejerzan con honradez y responsabilidad y sin insultar a nadie.

Usted, que posee un grado y una diplomatura en Técnicas Tributarias y en Técnicas de Comunicación, me extraña que no entienda bien el concepto de democracia o que no lo quiera entender.

La democracia es “la doctrina política según la cual la soberanía reside en el pueblo que ejerce el poder mediante representantes elegidos por sufragio universal”

Esto no lo digo yo, lo dice la RAE en la vigésima tercera edición y, mira por dónde, no especifica que estos representantes tengan que ser “los mejores”, porque además los que usted considera mejores, a juicio de gran parte de la ciudadanía, no lo son por lo que veo.

Etimológicamente democracia viene del griego, vocablo compuesto que significa gobierno y pueblo; y en el pueblo hay personas que se dedican a la limpieza, a la abogacía, a la medicina, a la enseñanza... Todas igualmente respetables y cuyo voto, no lo olvide, vale exactamente lo mismo.

La señora Colau estudió Filosofía, quedándole dos asignaturas para teminar una carrera de cinco años (dos más que Magisterio o que una diplomatura). No sé el porqué no la terminó, ni me parece relevante y por supuesto no la tacharía de vaga.

Hay personas honradas que realizan su trabajo de manera excelente. En las comunidades educativas es imprescindible el personal de mantenimiento y limpieza, quizás por eso los valoro, cosa que dudo que usted haga.

Llevo escuchando tantos comentarios machistas a lo largo de mi vida, que quizás lo juzgue a usted de manera temeraria (actitud poco evangélica) pero si doña Ada fuera un hombre... ¿También la mandaría usted a fregar suelos?

“Representa todo lo contrario que yo defiendo”. Dice usted refiriéndose a la señora alcaldesa de Barcelona, pues mire, lo siento pero también representa gran parte de lo que defiendo yo ¡Qué le vamos a hacer! ¡Gajes de la democracia!

Y por último, independientemente de ideas religiosas, la Constitución vigente (mientras no tengamos otra es lo que hay) dice que España es un país aconfesional (art 16.3) “ninguna confesión tendrá carácter estatal”, no es anticatólico el separar los actos civiles de los religiosos, es sencillamente constitucional. “Dad a Dios lo que es de Dios y al César los que es del César”.

¿Era Jesús de Nazaret anticatólico? Esto daría para una discusión más larga.

Termino, don Óscar, yo no hubiese votado a una persona como usted para edil, pero debe su concejalía a un grupo que sí le votó. ¿Es usted el más sabio y preparado? No lo sé, pero adolece de buenas maneras y de una elemental educación.

Me temo, que lo que usted considera una sociedad seria, es para mí “la España de charanga y pandereta”.

1 comentario:

  1. ...biennnnn....y recordad: yo soy el de las metralletas..Jajajaja!!!!

    Eme.

    ResponderEliminar